TECNOLOGÍA Y MEDIACIÓN CON TOMÁS PRIETO:

Mapi: Quiero darte las gracias por haber un encontrado un tiempo para responder a todas mis dudas sobre tu libro, “Teletrabajo y telemediación” y después para contarme un poco sobre ti.

Tengo que reconocer que es un lujo leer un libro e inmediatamente o al poco tener la suerte de poder comentarlo con el autor ya que eso te abre miras, te descubre secretos escondidos en sus párrafos y te ayuda a reforzar lo leído y aprendido. Creo que de todo hay que aprender y más de un esfuerzo tan grande como es escribir un libro.

Así comenzó esta pseudoentrevista, porque más bien fue un café entre profesionales debatiendo sobre temas de interés. Comenzamos disipando dudas y comentarios, hablando de errores tipográficos, y de impresiones, de cómo me llamó la atención lo que comentó en su libro, estamos en mediación y las partes no tienen que posicionarse en sus pretensiones legales, en palabras de Tomás: “si ocurriese ese detalle deberíamos estar en un Juzgado en vez de hacer mediación”. Continuamos hablando de las ventajas y desventajas de la mediación online y llegamos a un punto importante; el ambiente donde se realiza la mediación, la mayoría de los mediadores-abogados no han modificado sus despachos, realizan la mediación en el mismo lugar donde ejercen su profesión de abogados y eso, sólo eso, ya es un fallo. 

¿No debería ser un espacio que invite a la mediación? Así lo creemos ambos. 

TP:¿quieres que te cuente mi experiencia en mediación? (Él que es mediador de vida y se adelanta a las preguntas) Por supuesto cuéntame:

Yo cuando termino el máster de mediación en el 2012, me lanzo directamente y monto un gabinete de mediación, pero claro lo organizo utilizando mi despacho profesional. Los dos primeros años hago mediaciones privadas y toda la parte de familia la derivaba a mediación y creo que fui unos de los primeros en Granada, incluso en Andalucía de divorciar a parejas a través de mediación sobre 2014/15. Pero al poco tiempo surgió el proyecto piloto de la mediación intrajudicial, creando mediación gratuita tanto desde el colegio de abogados como del de psicólogos, la cámara de comercio, etc… y así no sé cómo, me lo imagino, pero dejaron de entrarme las mediaciones privadas ya que se derivaba todo por los juzgados y colegios profesionales. Ante esta situación hice lo que hacían muchos compañeros abogados, porque sólo podías acceder a la mediación intrajudicial si eras abogado, al menos aquí ocurrió así, cosa que no entendí, y me inscribí al proyecto de mediación intrajudicial; estuve cuatro años haciendo mediación intrajudicial, tanto penal como civil. Estos proyectos siempre han realizado en co-mediación, por suerte me tocó siempre con la misma persona, una compañera con la que me llevaba fenomenal, Ana Prieto, y nos conocemos de hace tiempo y con ella muy bien. Además, los resultados eran muy buenos, más de un 75% eran positivos, pero ¿qué pasa? Mi personalidad es algo rebelde y después de cuatro años haciendo mediaciones sin cobrar ni un €, ves que se alarga la situación, me sentía engañado y me di de baja y fue cuando me dediqué sobre todo al mundo de la innovación y la tecnología. Sigo en el ámbito de la mediación, tengo el blog, A Mediar News y no quiero que se pierda, está en venta y cuando se venda, me desligaré de la mediación, pero no de las ODRs. 

(CARA DE SOPRESA, MÍA)

Uno de los proyectos que más me gustan ahora mismo, es uno que estamos realizando desde Argentina-España, dos abogados españoles y un economista argentino que es RealCoinODRs.

Mis dudas ahora llegaban sobre firma electrónica y sobre ciberseguridad, y Tomás ya me aclaró que eso eran dos colaboraciones, Tomás es mentor de la Liga Nacional de Ciberseguridad de la Guardia Civil y les pidió a sus compañeros Raúl Beamud y Blanca Fernández de Córdoba, que hicieran esas partes. Tomás, me aclaró que su ámbito tiene más que ver con la protección de datos. 

Pregunta ¿por qué le tenemos tanto miedo a todo lo relacionado con la protección de datos?

TP: Por desconocimiento, por eso me formo y hago el experto universitario en Delegado de Protección de Datos en 2018 y creo que gracias a eso me llamaron para la liga de Ciberseguridad, como abogado TIC, especializado en privacidad. La Ciberseguridad se ha transformado y apuesta por abordase desde una dimensión tridimensional: técnica, comunicativa y legal.

¿Crees que fue necesaria la legislación por el triunfo de que los usuarios pensábamos a mi quién me va a investigar

TP: Sí totalmente. Para los profesionales de la gestión de conflictos que trabajamos con datos tan sensibles, es importantísimo cuidar a nuestros clientes, y una de las maneras es cuidar sus datos cumpliendo la legislación. Desde nuestra perspectiva profesional es fundamental que nos firmen el consentimiento informado, pero informado, tal como dice la ley (manifestación de voluntad libre, específica, informada e inequívoca por la cual el interesado acepta) no sólo es que firme si no que le informes de sus derechos y de cómo reclamar y ante que autoridad.

Cerrando las dudas sobre el libro, llego a la conclusión de que la parte más técnica es para consulta, TP: En ciertos aspectos, es así. Realmente nos tiene que servir para saber cuáles son las herramientas que tenemos que utilizar para firmar documentos, por ejemplo,  los abogados tenemos el ACA y TIP, pero las partes van a necesitar un software al que podamos recurrir para que firmen, porque para nosotros es esencial que el acta inicial y la final se firmen para su total validez.

Repasemos un poco tu trayectoria, ¿cuánto has estudiado?

TP: Estudié Criminología, pero no había salidas profesionales; en mi vida en vez de abrirse puertas, se me iban cerrando, así que cada una que se me cerraba abría otra. Y decidí estudiar Derecho, pero entre que termino una y empiezo otra hice en el Instituto de Criminología dos cursos: uno de policía científica y otro de grafología y a continuación me matriculé en Derecho en la UGR. En cuarto de Derecho hice un máster de ordenación del territorio y urbanismo y cuando termino Derecho, al año siguiente trabajé en un despacho de abogados de urbanismo, pero con la nueva ley del suelo de 2007 y el pinchazo de la burbuja urbanística, un despacho con 19 profesionales se quedó en sólo cuatro, los socios fundadores, otra puerta cerrada. En este momento mi hermano, que trabajaba en los Juzgados me comenzó a hablar de mediación y me informé, hablé con un abogado que era mediador y me matriculé en el máster de la Universidad de Granada, estamos en el año 2010. De nuevo por influencia familiar, me hicieron ver que había que reciclarse y pensamos mi hermana y yo en formarnos en tecnología y marketing digital y así estuvimos tres años formándonos a nivel universitario y en la Cámara de Comercio. Ahí es cuando descubrí mi pasión, en ese momento noté que esa era mi pasión <la comunicación digital>; pero lo orienté a lo que acaba de iniciar, mi carrera de mediador. Cosa que no me ha dado de comer, ni a mí ni a muchos mediadores, pero sí pude aprovechar mis conocimientos de mediación y de periodismo de mi hermana para crear el blog A Mediar Granada (A Mediar News hoy) y a partir de ahí a divulgar y difundir creando contenidos constantemente para monetizar la web.

¿Hay un Tomás antes de las tecnologías y otro después? 

TP: Sí totalmente. Si porque encuentro mi pasión en la innovación tecnológica, y más todavía en el mundo del Blockchain. 

¿Qué es Blockchain?

En internet ha habido dos revoluciones, la de internet en sí en su nacimiento y las redes sociales hace poco relativamente, a partir de la tecnología Blockchain se ha producido una tercera revolución, el internet del valor. Es una tecnología con once años, que surge en 2009 en unas condiciones muy especiales (crisis de la banca en los EEUU de 2008), se utiliza esta tecnología para crear Bitcoin, la primera criptomoneda. Como anécdota, nadie sabe quién creó Bitcoin. El White Paper se firmó con el seudónimo de Satoshi Nakamoto, pero ese nombre no es una persona, no sabemos si se trata de una o varias personas ni quienes son. Se sabe que hay un movimiento de tecnólogos llamados Ciberpunk en la costa oeste de EE. UU., Silicon Valley, California y se cree que pudieron ser ellos, pero no hay certeza. Desde una ideología libertaria crean Bitcoin por las características especiales que tiene Blockchain para descentralizar las transacciones monetarias, la principal idea era desintermediar a la banca. Crean una moneda “cash system” o sistema de efectivo digital, la cual se mueve a través de transacciones “per to per” entre personas, eliminado la intermediación, buscaban proteger la privacidad de la información y de las transacciones monetarias en el ámbito digital. Nació con un valor de 30 centavos de dólar y ahora mismo está a un valor de unos 40.000 $ un Bitcoin (en 11 años). 

La importancia que en realidad tiene esta tecnología es por sus innumerables modelos de uso que tiene en cualquier ámbito comercial o empresarial y administración pública, dadas sus características de descentralización, de registro distribuido, seguridad criptográfica más avanzada del mundo, alojando información perenne e inmutable, lo que hace que aporte transparencia y, por tanto, confianza. Ya existe la Blockchain de la Comisión Europea con la intención de crear un nuevo modelo de justicia en línea.

Con tanto conocimiento sobre las tecnologías y viendo como lo utilizan las nuevas generaciones, los Millenias o los de la Generación Z, ¿eres celoso o cauteloso de tu privacidad en la redes?  

TP: Sí y cada vez más ¿has leído mi ultimo artículo publicado? En mi último artículo (https://www.alcuadrado.tech/nos-adherimos-al-31hr/) Nos adherimos al 31HR, lo que hago aquí es un apoyo a la reclamación global de que se declare un nuevo derecho humano que es el 31º, el  derecho humano a la privacidad y a la protección de datos, es un pequeño manifiesto desde alcuadrado: nos declaramos una empresa Free Cookies, puesto que apostamos de forma consciente y nos adherimos el movimiento que reclama el 31º Derecho Humano. Los Datos Personales son un derecho fundamental recogido en la mayoría de las constituciones nacionales, que en conexión con el art. 12 DDHH: nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques; hace que nos sumemos a reclamar la protección de los datos personales en el ámbito del ciberespacio y de las tecnologías disruptivas como el derecho humano número 31:

«Todas las personas tienen derecho a la propiedad legal de sus datos personales inherentes como derecho humano universal».

Es un movimiento legal y me parece importantísimo. De hecho, me estoy planteando darme de baja en Whastapp, cuando me leí las nuevas condiciones, es cuando me lo planteé, por la privacidad, buscando herramientas tecnológicas freesoft es decir que no haya detrás una empresa ganando dinero. Como ejemplo el software Linux, los tecnólogos que lo crean aportan libremente sus conocimientos y no hay una marca detrás lucrándose. Todo lo que es código abierto no es de nadie y puede ser tuyo, cualquier Blockchain de código abierto, con los conocimientos de programación necesarios puedes utilizarlo y por eso ha triunfado y va a triunfar más, porque es descentralizado y transparente, tú ves que ocurre en la red. 

Es más ¿por qué es importante para los mediadores?

Porque transforma la forma de abordar el conflicto; de la acción y gestión a la predictibilidad y automatización, y es más Europa ya se ha dado cuenta de esto. Desde las Instituciones como la Comisión Europea, el año pasado se publicó en febrero, El libro blanco de la inteligencia artificial, y en mayo la Estrategia de e-justicia 2019-2023, y estas dos publicaciones se establecen la inteligencia artificial y Blockchain como tecnologías estratégicas para tener en cuenta para la nueva justicia, porque tienen en mente crear una e-justicia, una justicia en línea a través de la Blockchain de la UE, EBSI (Servicios e Infraestructuras de Blockchain Europea). Los mediadores tenemos que saber esto, porque es lo que va a dar lugar a que se implemente las ODR, o mejor dicho las ODR 4.0, plataformas como Kleros. No podemos pensar en mediación en España, si no a un mayor nivel de glocalización, actuar en local, pero pensar en globalización porque al final lo que afecte a la mediación en Argentina o en EE.UU nos va a afectar aquí, y la revolución tecnológica por supuesto también.

Federico Ast, economista argentino y especialista en Legal Tech, utiliza los fundamentos de las ODRS (Mediación, Negociación, Arbitraje), junto con la teoría de juegos y la Inteligencia Colectiva (Crowdsourcing), para llevarlos a una cadena de bloques y crear las primeras Cortes de Justicia descentralizadas, en sus plataforma Kleros.

En el ambito de las ODRS 4.0 se investiga con los Smart Contract (llamados Contratos Inteligentes), en los que nos podemos apoyar para automatizar procesos. Son scrip de código programables y auto-ejecutables que ayudan a un cambio de paradigma en la resolución de conflictos; pasamos de ser gestores  reactivos a un conflicto a consensuar acuerdos antes que que surja el Conflicto, prediciendo sus posibles soluciones, que se podrían ejecutar en virtud de un incumplimiento de algún acuerdo previo. Es decir, de la acción/reacción pasamos al consenso/solución o predictibilidad de conflictos con soluciones automatizadas.

Seguimos avanzando porque ahora estamos en la fase de los Smart Contract, que es lo que hacemos en Alcuadrado, investigamos y trabajamos con smart legal contract, como no hay regulación que especifique que se hace en el ámbito de la criptoeconomía o en el del Blockchain,  para evitar problemas regulatorios nosotros estamos trabajando con estos contratos que abren un abanico de posibilidades a las ODR abismal. Y soy consciente de que parece ciencia ficción, pero está pasando ya, y los grandes despachos de abogados ya lo tienen encima de sus mesas, sin embargo, los mediadores no lo estamos viendo. Otra cosa es su estandarización, pero si es más barato y soluciona problemas a la gente, lo van a querer usar. Ponemos la justicia en sus manos

¿De vez en cuando pones tu nombre en algún buscador, o en google concretamente para ver que sale? 

Sí, es algo que hay que hacer de vez en cuando, sobre todo cuando trabajas una marca personal y yo lo hago, es lo primero que tienes que hacer, porque lo que sale en google es tu huella digital y cuando la gestionas es tu marca personal. Llevo ya ocho años haciéndolo.

Cuéntame una anécdota que te emocione sobre las mediaciones que hayas llevado a cabo. 

Hay una que no se me va a olvidar, nunca. Una co-mediación intrajudicial penal, empezamos con la premisa de que las partes no querían ni verse. Por tanto, había que citar a los dos matrimonios por separado. Los dos varones, que trabajan juntos eran vecinos y sus hijos eran íntimos amigos. Un día se pelearon llegando incluso a las manos, con tan mala suerte que fue en la calle donde vivían y salieron las mujeres que además terminaron enzarzándose entre ellas lo que ocasionó un espectáculo tremendo. No se podían ni ver, así que trabajábamos a través de caucus con cada pareja. Conseguimos que en la firma del acta final estuviéramos todos. Eso sí, todos acabamos llorando, las partes, la mediadora, yo…. Aún me emociono. Y un detalle que quiero contarte es que un fin de semana antes de que empezara esta mediación yo estuve haciendo unos talleres con Antonio Tula, aprendiendo sobre la mediación sistémica y sus herramientas, y las tuve que poner todas en práctica, concretamente la hipótesis de futuro, solución metafórica o diálogo entre mediadores y les planteé a las partes la siguiente hipótesis:  ¿Cómo veían la relación de sus hijos al año siguiente sabiendo que eran amigos íntimos, yendo a la misma escuela a la misma clase y que hacían juntos los deberes? Y se les partió el alma pensado en que ya no podrían hacerlo. Y a partir de esa hipótesis lo lograron. 

¿Has tenido que utilizar la mediación para un conflicto personal?

Cuando eres mediador profesional y además crees en la mediación, de una manera inconsciente la utilizas. Creo que desde que me hice mediador soy mejor persona. Todo lo enfoco desde el diálogo, desde la no violencia y el no enfrentamiento prácticamente de manera inconsciente.

¿Qué libro sobre mediación me recomendarías? El tuyo ya lo he leído así que otro.

Me vas a permitir que te recomiende dos. Uno sobre mediación, que siempre tengo a mano que es el de Obtenga el Sí (William Ury y Roger Fisher, Bruce Patton). Es un libro muy potente y lo tengo a mano siempre para todo, no sólo para mediación y Principios esenciales de economía PHI: Un camino hacia la abundancia (Alejandro Serwrjugin).

No me queda más que darte las gracias por este tiempo. Y esperar que dentro de más poco que mucho tiempo, nos reencontremos para hablar de ODR y de tecnología.

En la librería del mediador su valoración: https://www.resuelveasturias.es/transformacion-digital-teletrabajo-telemediacion/

2 comentarios en “TECNOLOGÍA Y MEDIACIÓN CON TOMÁS PRIETO:”

  1. Mi gratitud a ti por tu dedicación a la divulgación de las ADRS/ODRS y querer visibilizar mi trabajo, siento que te estoy dando el testigo de la divulgación porque yo estoy en retirada ¡¡

    Mil Gracias #Ubuntu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat